Consello Carballo 01/03/2019

Carballo. 600 teléfonos móviles acaban cada año en los minipuntos limpios instalados en el casco urbano


El servicio viene de ser ampliado con la colocación de un nuevo punto de depósito en la calle Vázquez de Parga, en el cruce de las Cuatro Puertas

Desde esta semana contamos con tres minipuntos limpios en Carballo. A los instalados en las calles Perú y Fomento viene de sumarse un tercero en la Vázquez de Parga, en el conocido como cruce de las Cuatro Puertas. Este servicio facilita a la ciudadanía el correcto deposito de hasta siete modalidades diferentes de residuos para su correcto reciclaje: pilas convencionales, alcalinas, de petaca y de botón; teléfonos móviles de baterías, CDs y DVDs, cartuchos de impresora de inyección, lámparas de bajo consumo y pequeños residuos eléctricos o electrónicos.

El servicio lleva funcionando desde el año 2016 con buenos resultados, ya que son muchos los productos altamente contaminantes que gracias a este sistema de recogida reciben una gestión idónea.

Las cantidades de residuos varían mucho de un año a otro excepto en el caso de los teléfonos móviles, de los que se recogen cada año unas 600 unidades. Pero el residuo más importante que acaba en los minipuntos limpios, aunque va en descenso, siguen siendo las pilas y las baterías de teléfono móvil, que en el año 2016 consiguieron los 400 kilos (20.000 unidades), en el 2017 los 329 kilos (16.450 unidades) y en el 2018, 265 kilos (13.250 unidades).

En el histórico de recogida también figuran estos otros productos y cantidades:

  • Lámparas: 825 unidades en el año 2016 (bajo consumo), 4.410 en el 2017 (510 de bajo consumo y el resto, convencionales) y 3.600 unidades en el 2018 (convencionales).
  • CDs y DVDs: 3.600 unidades en el 2016, 2.700 en el 2017 y 3.900 en el 2018.
  • Cartuchos de impresora: 2080 unidades en el 2016, 1.680 en el 2017 y 1.600 en el 2018.
  • RAEE: 1.950 unidades en el 2016, 1.825 en el 2017 y 625 en el 2018.
En total, en estos tres años de servicio fueron recogidos 1.866 kilos de residuos.

El próximo lunes, 5 de marzo, se celebra el Día Mundial de la Eficiencia Energética, instaurado en el año 1998 con el objetivo de reflexionar sobre el uso racional de la energía y sus consecuencias sobre el medio ambiente.