DICIEMBRE 2017
Maruxa Pérez Vázquez
Maruxa Pérez Vázquez, presidenta de Aproema

La Asociación Profesional de Empresas Medioambientales, de Galicia, APROEMA, cumple 20 años. Veinte años en los que ha guardado siempre su independencia de criterio a la vez que ha colaborado con instituciones públicas y privadas en la protección y mejora del medio ambiente de Galicia.

En poco más que estas dos décadas Galicia ha pasado de ser un territorio en el que no existían infraestructuras adecuadas para la gestión de residuos y todo acababa en lamentables depósitos de gestión municipal, sin protecciones ambientales ni para las aguas y suelos, a ser una comunidad autónoma en la que todos los años surgen nuevas iniciativas públicas y privadas para alcanzar mayores tasas de reciclaje y valorización de residuos, dando pasos decididos para reducir al máximo posible el depósito en vertederos.

Y se podrán preguntar, ¿qué papel han jugado las empresas de gestión de residuos en esta mejora? La respuesta es que han tenido un papel fundamental, ya que han sabido evolucionar, en muy poco tiempo, en un sector de alto riesgo por el que nadie apostaba hace unos años. Muchas empresas se han reconvertido, desde meros transportistas, empresas de construcción o empresas mineras, para prestar servicios profesionales de gestión de residuos y, aunque en los primeros años, la apuesta parecía ser la construcción de nuevos vertederos, ahora sí, que cumplieran la normativa ambiental, sobre todo en esta última década, la apuesta privada a sido clara hacia la valorización y el reciclaje.

Las empresas que forman parte de APROEMA, en la actualidad, aglutinan las más importantes instalaciones de tratamiento de residuos existentes en Galicia de las cuales varias obtienen algún producto de valorización final, realizan procesos de valorización intermedia clasificación, prensado, etc.), o almacenamientos intermedios, dando soporte logístico a la gestión de los residuos, siendo minoritarias las que realizan procesos de eliminación.

Además, otras empresas de APROEMA prestan servicios de consultoría, análisis y ensayos de laboratorio, formación en materia ambiental, actuación en situaciones de emergencia, etc. a más alto nivel.

Todo ello ha supuesto, a para cada empresa, importantes esfuerzos inversores, grandes dosis de formación y aprendizaje, creación de riqueza y empleo, numerosos sin sabores por la falta de compresión por parte de la sociedad debido al “efecto NIMBY” (Not In My Back Yard) y, sobre todo, innovación, ya que se empezó a actuar en un campo en el que en nuestro entorno estaba todo por aprender.

APROEMA ha estado ahí todo este tiempo, apoyando a sus asociados, denunciando la fuerte competencia desleal en un sector donde, todavía hoy, hay una notable actividad pirata, muchas veces con severas consecuencias ambientales. Todo este tiempo hemos intentado ser la voz del sector ante la administración pública y, por ello hemos participado, en la medida que se nos ha permitido, en los procesos legislativos, así como en numerosos eventos a nivel regional, nacional e internacional, pero no por ello nos vamos a quedar en un sentimiento de autocomplacencia.

En realidad, sigue quedando todo por hacer. Por eso, además de celebrar estos primeros 20 años, queremos hacer una apuesta aún más fuerte por un futuro en el que el sector ambiental esté totalmente integrado en la sociedad, en la industria y en la administración pública; donde se sigan desarrollando nuevos proyectos que mejoren la calidad de las aguas que hoy nos empiezan a preocupar por su escasez (aunque hace años que debiera preocuparnos), nuevos proyectos que mejoren la eficiencia en el consumo de los recursos, nuevos proyectos que logren implicar a la sociedad de modo que todos nos sintamos responsables al unísono del cuidado y mejora de nuestro entorno, como factor principal de nuestra calidad de vida.

Queremos aprovechar estos 20 años para que se conozca más a fondo nuestro trabajo, de modo que podamos recibir opiniones, buenas y malas, sobre lo que hacemos y, sobre todo, recibir nuevas ideas para trabajar y fortalecer un sector en el que nos gustaría invitar a participar a muchas más empresas, siempre desde la profesionalidad y la responsabilidad.