Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda 06/09/2019

Galicia apuesta por la innovación y colabora con 22 países en ocho proyectos de I+D+i que movilizarán casi 21 millones en la UE


La mayor parte de estas iniciativas, con las que Galicia percibirá cerca de 800.000 euros de fondos europeos, están relacionadas con el desarrollo y la promoción de herramientas y planes para luchar contra el cambio climático e impulsar en el conjunto de Europa el cambio hacia un modelo de economía circular eficiente

A partir de septiembre, la Consellería también trabajará con Irlanda del Norte para ofrecer apoyo y asesoramiento técnico a Israel en la implantación de las normativas de gestión de residuos y en el proceso de formación de sus funcionarios

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda está desarrollando a través de la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático (DXCACC) siete proyectos europeos de I+D+i gracias a los que captará para Galicia cerca de 800.000€ de fondos comunitarios y que reflejan su clara apuesta por la innovación. Asimismo, a partir de septiembre el departamento autonómico también empezará a trabajar con Irlanda del Norte en un Twinning, un instrumento de cooperación entre estados miembros en beneficio de un tercer país del entorno -en este caso, Israel- con un presupuesto de 1,5 millones y financiación íntegra de la Comisión Europea. Gracias a estas ocho iniciativas, en las que colaboran en total 23 países –incluida España-, se movilizarán casi 21 millones en la UE.

Los siete proyectos ya en marcha en los que participa la DXCACC tienen en común que trabajan en la mitigación y adaptación al cambio climático desde diferentes áreas y perspectivas que incluyen la gestión de los incendios, la protección del patrimonio cultural, la reducción de los gases efecto invernadero, la adaptación costera ante los riesgos derivados del calentamiento global y la apuesta por la economía circular.

A través de estas iniciativas colaborativas y de innovación la Xunta tiene la posibilidad de trabajar con otras entidades, públicas y privadas y tanto nacionales como internacionales, para tener así una visión global de los problemas ambientales que preocupan a la sociedad actual y ser así más objetivos a la hora de conseguir posibles soluciones.

En este sentido, la DXCACC cuenta ya con una acreditada y amplia experiencia en este ámbito, habiendo trabajado hasta el momento en diversos proyectos tanto a nivel internacional, como nacional y mismo local. Gracias a ellos, el departamento dispone de una visión transversal de la situación, de la evolución sufrida a lo largo de los últimos años y de cales son las mejores líneas de trabajo para obtener los resultados que se esperan en esta materia.

Iniciativas INTERREG

Uno de los proyectos más destacados es el MarRISK, con un presupuesto de cerca de tres millones de euros procedentes de la iniciativa Interreg-POCTEP Galicia-Norte de Portugal y una aportación de la DXCACC de medio millón de euros (incluidos los 318.600 euros que aporta el FEDER). El proyecto está diseñado para ahondar en el conocimiento de la evolución del clima costero en la zona Galicia-Norte de Portugal, habilitando sistemas de seguimiento y vigilancia con los que se asegurará un crecimiento inteligente y sostenible de las zonas del litoral mediante la evaluación de los riesgos costeros más importantes en un escenario de cambio climático.

Este Interreg es a continuación de una serie de tres proyectos iniciados en el período 2009-2012 y desarrollados a partir del Observatorio RAIA: el observatorio costero Galicia-Note de Portugal que cumple ahora 10 años de existencia y está fuertemente consolidado. De hecho, RAIA es el actual modelo a seguir para los proyectos de creación de observatorios costeros como OCASO (sur de España y Portugal) y MyCoast, otro proyecto INTERREG en el que también participa la Dirección General de Calidad Ambiental –junto al un total de 15 socios de seis países diferentes y con un presupuesto de tres millones- y que se configura como un observatorio de observatorios costeros dentro del Espacio Atlántico Europeo.

Precisamente, el presupuesto de la Consellería para MyCoast asciende a 185.000 euros, de los cuales 138.000 proceden del FEDER. Su finalidad es integrar diferentes observatorios oceánicos costeros para todo el marco atlántico, promoviendo la cooperación entre los sistemas de observación y pronóstico con los usuarios finales de estas herramientas. El objetivo es mejorar la capacidad de enfrentarse a los riesgos costeros en la región atlántica.

El tercer proyecto que cuenta con la implicación de la Consellería busca reducir las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de los gases fluorados durante su proceso de reciclaje y recuperación usando tecnologías benignas con el medio ambiente.

Esta iniciativa de I+D+i, bajo la denominación KET4F-GAS del programa INTERREG-Sudoe, dispone de 1,7 millones de presupuesto e integra a 14 socios entre universidades, empresas, agencias de residuos y ambientales, entidades públicas y privadas unidas por el interés de ofrecer una respuesta al compromiso de Kigali, relativo a la reducción de la producción y el consumo de los hidrofluorocarbonos por sus significativos efectos en el calentamiento global.

La aportación la este proyecto de la Consellería de Medio Ambiente a través de la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático tiene que ver con la evaluación y control de los incidentes que provoque la actividad humana sobre el ambiente y la propuesta de soluciones y supone un compromiso de la Consellería de Medio Ambiente con la innovación en mitigación, ya que además del desarrollo de compuestos substitutivos de los gases fluorados, investiga la busca de tecnologías que traten las emisiones de este tipo de gases, que pueden ser hasta 23.000 veces más potentes que las de CO2 en términos de impacto sobre el calentamiento global. El presupuesto de la DXCACC es de 102.000 euros -76.500 euros a cargo de fondos comunitarios-.

Horizonte 2020

Asimismo, la Consellería también participa en dos proyectos Horizonte 2020 financiados íntegramente con fondos europeos y a través de los que se movilizarán 160.000 euros.

Por una parte, está el llamado proyecto Shelter, que cuenta con un presupuesto global de casi seis millones de euros y con el que sus 24 socios aspiran a unir los esfuerzos de la comunidad científica y de los responsables de gestionar el patrimonio cultural y natural con el fin de reducir la vulnerabilidad de estos elementos al cambio climático y a los desastres naturales a través de metodologías, herramientas y estrategias útiles resultado del conocimiento de las amenazas, del nivel de exposición y de la vulnerabilidad de cada área.

En este sentido, el punto de partida es proponer un cambio de paradigma basándose en macrodatos y en la inteligencia artificial. El proyecto, y sus posibles aplicaciones prácticas se validarán en cinco laboratorios abiertos, entendiendo cómo tales lugares representativos de los principales desafíos climáticos a los que se enfrenta Europa y de diferentes tipologías de patrimonio. Una de las localizaciones escogidas por los socios precisamente fue el parque natural de la Baixa Limia-Serra do Xurés, un espacio natural de 30.000 hectáreas situado en la provincia de Ourense y muy cerca de Portugal.

El otro proyecto H2020 en el que está implicado a DXCACC lleva por nombre Cicerone. Cuenta con casi dos millones de euros y funciona como grupo estratégico de economía circular. En él están representados administraciones, programadores, investigadores y empresas para construir juntos una plataforma que sirva de herramienta para implantar un modelo de economía circular eficiente en Europa, desarrollando la hoja de ruta a seguir y estableciendo programas colaborativos para proyectos que impulsen la transición hacia uno nuevo sistema que apueste por convertir los residuos en recursos y romper así con el actual modelo lineal.

En el marco del programa europeo LIFE, la DXCACC participa en dos grupos de trabajo. Uno de ellos, de la mano de Castilla y León y Murcia, es el proyecto LIFE Forest CO2, que pretende consolidar la gestión forestal sostenible como herramienta para la mitigación del cambio climático, implicando en el proceso a propietarios forestales, empresas y organizaciones de los sectores no regulados por el comprado de derechos de emisión. El presupuesto de la DXCACC es de 111.236 euros (66.759,00 euros aportados por el LIFE).

Lo otro es LIFETEC, que promueve la integración de medidas para la protección de la biodiversidad en los planes de gestión forestal y en la conservación de espacios salvajes, gracias a la minimización del impacto de los fuegos y su detección. Este proyecto supone una oportunidad para la Xunta al explorar el posible uso del Radar Meteorológico en la detección precoz de incendios de forma complementaria a su función actual, para las emergencias de fenómenos meteorológicos relacionados con las precipitaciones. El presupuesto de la DXCACC es de 41.000 euros (19.785 salen del LIFE) y el proyecto movilizará en total 1,2 millones.

Por último, el próximo mes de septiembre está previsto que la Xunta empiece a colaborar con Irlanda del Norte en uno de los llamados proyectos Twinning: instrumentos de cooperación con los que cuenta la UE para impulsar la colaboración y el hermanamiento institucional entre estados miembros en beneficio de uno o varios países del entorno.

En este caso, la participación gallega se canalizará a través de la DXCACC y de Sogama para dar apoyo y asesoramiento técnico y legal a Israel sobre el desarrollo e implantación de las normativas de gestión de residuos, así como en la capacitación de su personal funcionario para la aplicación de las mismas. Con un horizonte temporal de dos años y un presupuesto de 1,5 millones, la Comisión Europea financia íntegramente todas las actividades del proyecto.