Conselleria de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda 03/01/2019

La ejecución del Plan de gestión de residuos industriales de Galicia movilizará una inversión de cerca de 800.000 euros en 2019


Las medidas desarrolladas hasta el momento tendrán continuidad este año con la ejecución de nuevas actuaciones centradas concretamente en la prevención de la generación de residuos industriales y en la mejora de la gestión de los desechos de aceites usados, de pilas y acumuladores y de aparatos eléctricos y electrónicos

Durante el pasado ejercicio, la Consellería de Medio Ambiente movilizó 491.585,26 euros en la puesta en práctica de diversas medidas incluidas en el PRIGA

La Xunta le dará este año un nuevo impulso al Plan de Gestión de Residuos Industriales de Galicia 2016-2022 (PRIGA) al movilizar una inversión de cerca de 800.000 euros para la ejecución de diversas actuaciones y medidas incluidas en el documento con el objetivo de optimizar la gestión de este tipo de residuos.

Así, con cargo a la partida presupuestaria dispuesta por la Consellería de Medio Ambiente, la inversión destinada a poner en práctica y desarrollar el PRIGA en 2018 tendrá continuidad en el presente ejercicio con los objetivos principales de favorecer la divulgación de la prevención en la generación de residuos, la difusión activa a todos los agentes del sector, y el establecimiento de canales efectivos de comunicación entre la administración y los principales sectores implicados.

Los ocho bloques de actuación del plan en los que se centraron los esfuerzos el año pasado tuvieron por objeto los siguientes ejes, que en 2019 seguirán guiando las actuaciones de la consellería:

• El fomento de la prevención en el sector industrial, en general. • Actuaciones de información y sensibilización en materia de residuos sanitarios. • Actuaciones de apoyo a las entidades locales para la prevención y gestión de residuos de la construcción y demolición (RCD). • Actuaciones dirigidas a los productores y gestores de residuos de la construcción (RCD). • Actuaciones para el fomento del reciclaje de buques y embarcaciones al final de su vida útil. • Actuaciones para la mejora de la gestión de aceites usados. • Actuaciones para la mejora de la gestión, de la rastreabilidad y de la información de los residuos de pilas y acumuladores. • Actuaciones de formación-información destinada a los productores y gestores de Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). Al final del ejercicio 2018 el coste de las actuaciones puestas en práctica en desarrollo de cada uno de estos bloques ascendió a 491.585,26 euros, una labor a la que se le dará continuidad este año con la ejecución de nuevos trabajos por un importe de 796.912,98 euros.

Dos años de la aprobación del PRIGA

En diciembre del año 2016 fue publicado el Plan de Gestión de Residuos Industriales de Galicia 2016-2022 (PRIGA), la hoja de ruta a seguir en esta materia en la comunidad autónoma. Frente a los denominados residuos domésticos, aquellos que se generan en los hogares como consecuencia de actividades propias de los hogares y a los que les resulta de aplicación el Plan de Gestión de Residuos Urbanos de Galicia (PXRUG), los industriales son aquellos resultantes de los procesos de fabricación, transformación, utilización, consumo, limpieza o mantenimiento generados por la propia actividad industrial.

La elaboración del dicho plan tiene por finalidad efectuar un análisis actualizado de la situación en esta materia en el ámbito territorial de la comunidad que permita determinar las medidas más acomodadas para facilitar el reciclaje, la valorización y la eliminación de los residuos, estableciendo objetivos de prevención, preparación para su reutilización y eliminación, así como la estimación de su contribución a la consecución de los objetivos establecidos por el marco normativo aplicable.

Hoja de ruta y documento de diagnosis

En este contexto, el PRIGA 2016-2022 constituye la hoja de ruta en la gestión de los residuos industriales en Galicia para los próximos siete años y, a partir de una previa y completa diagnosis del panorama existente, permite concretar los conceptos, principios y estrategias de cara a mejorar y conseguir una correcta gestión de este tipo de residuos a medio plazo, tomando en cuenta las aportaciones realizadas por los propios sectores involucrados.

En particular, la raíz de los datos evaluados y de los principales flujos de residuos, el PRIGA proporciona información en relación con la generación y gestión para los siguientes grupos de desechos: residuos de construcción y demolición, aceites usados, residuos sanitarios, neumáticos al final de su vida útil, vehículos fuera de uso, policlorobifenilos y policloroterfenilos, pilas y acumuladores, residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, lodos, restos agrarios, residuos metálicos, residuos de la transformación de recursos mineros, buques y embarcaciones al final de su vida y residuos industriales sin legislación específica.

Cada uno de estos grupos o flujos de residuos cuenta con un programa específico en el documento aprobado a finales de 2016 que detalla las medidas y actuaciones concretas para la consecución de los objetivos propuestos, así como la asignación de un presupuesto destinado a financiar el desarrollo de acciones que mejoren los porcentajes de reciclaje de los diferentes residuos y promuevan la cultura de economía circular dentro de su ámbito.